El cloud computing nos está dejando sin memorias: estamos en riesgo de quedarnos sin ellas y tener que pagar más

Los productores de memoria, que tienen una capacidad limitada (como cualquier otro) para fabricar unidades, están empezando a dar la voz de alarma y creen que, en 2021, podríamos sufrir una escasez de este componente. ¿La razón? Que las compañías que están metidas en el negocio del cloud computing están pidiendo más unidades de lo normal ante el temor de que se produzcan nuevos confinamientos y, por tanto, interrupciones en la cadena de suministro.

Leer más