China marca las directrices éticas de la IA nacional: un mayor control frente a los algoritmos de las grandes tecnológicas

En los últimos días el gobierno de China ha publicado el primer conjunto de directrices éticas nacionales acerca de la inteligencia artificial. Su guía sobre cómo deben desarrollarse los proyectos públicos y privados relacionados con la IA. Unas directrices que enfatizan el control que últimamente el país ha aplicado sobre sus grandes tecnológicas.


En su proyecto por alcanzar el liderazgo tecnológico mundial, China tiene entre sus principales puntos la inteligencia artificial o la computación cuántica, algo donde también avanzan a pasos agigantados como hemos visto. Con tal de conseguir eso, también ha desarrollado unas directrices éticas para guiar el desarrollo de la IA a nivel nacional.


Férreo control y bajo el control humano


Las nuevas directrices éticas parten de un proyecto que comenzó en 2019 y fue impulsado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China. El objetivo con esto es asegurar un futuro de la inteligencia artificial donde el humano siga teniendo el control. Un control no solamente sobre el desarrollo de la IA, sino también en decisiones mundanas que no estén influenciadas por un algoritmo.


Pensando en las transformaciones sociales que la inteligencia artificial y la tecnología en general puede generar a largo plazo, las nuevas directrices buscan explorar los riesgos que puede traer esta implementación. Buscan garantizar que la inteligencia artificial sea controlable y confiable, así como mejorar el bienestar humano o promover la justicia y la privacidad.


Según SCMP, hay un énfasis en proteger al usuario y darle más poder respecto a las plataformas. Este movimiento lo hemos visto en los últimos meses con la mano dura que China está aplicando sobre sus tecnológicas. Un mayor control para limitar sus capacidades a la hora de utilizar algoritmos de recomendación, con la excusa de que debe ser el usuario quien finalmente decida.


Otro aspecto donde indicen las nuevas directrices es en el de la seguridad. Se prohibe que las IAs participen en actividades ilegales o pongan en riesgo la seguridad nacional, la seguridad pública o la seguridad industrial del país. En definitiva, no pueden perjudicar el interés público nacional.


China tiene en mente convertirse en el líder internacional en inteligencia artificial para finales de esta década. En Occidente lo saben y buscan aliarse para hacerle frente. Conseguir esto implica una gigantesca inversión en la industria tecnológica y una apuesta por los gigantes del país que ya lo están consiguiendo. Eso sí, bajo la supervisión del Estado.



Fuente: Xataka


¿Eres un apasionado por la Inteligencia Artificial (IA), y quieres aprender más acerca de ella? En EducaciónIT ofrecemos un curso de Machine Learning Fundamentos-Inteligencia Artificial, donde desarrollarás un perfil técnico mediante el cual comprenderás los desafíos sociales e industriales que la IA representa, sus correspondientes algoritmos, y muchos más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.