Hasta un niño puede realizar tareas de administración en un Linux moderno: así es la historia del hijo de un empleado de Red Hat

Brian Smith es gerente técnico de cuentas en Red Hat; también tiene un hijo de seis años llamado Luke. Y hace poco decidió usarle para poner a prueba la facilidad de uso de Cockpit, el ‘panel de control’ desarrollado por su compañía para distribuciones Linux basadas en RHEL y Debian.


Smith decidió realizar el experimento y contar más tarde los resultados en el blog corporativo de Red Hat. Y, a la vista de los resultados, parece estar claro que Linux ha mejorado notablemente con los años en el apartado de ‘usabilidad para dummies’.

«Pensé que sería interesante comprobar si mi hijo, Luke, sería capaz de usar la consola web de RHEL para realizar algunas tareas de administración del sistema. […] Aunque me oye hablar de RHEL y Linux todo el tiempo, él mismo carece de cualquier experiencia [con el mismo]».

«Tu primer pensamiento podría ser que es sencillamente imposible que un niño de seis años sin formación previa pueda completar estas tareas. […] Quizá te sorprendan los resultados».


No es tan difícil


El relato de Smith prosigue contando cómo le puso Cockpit delante y le entregó la reciente lista de tareas:

  • Crear una nueva cuenta con nombre ‘luke’ y con contraseña ‘lukelukeiscool’.
  • Cambiar la contraseña de la cuenta ‘root’ a ‘lukeiscool’.
  • Poner en marcha el servicio chronyd.
  • Activar la herramienta SELinux.
  • Instalar todas las actualizaciones de software.

«Fue muy interesante verlo tratando de empezar con las tareas». Smith cuenta como su hijo estuvo haciendo clic en las diferentes opciones del menú «durante un par de minutos, un poco sin rumbo».


Luego intentó usar el cuadro de búsqueda para encontrar ‘nueva cuenta’, sin resultados («buscar sólo ‘cuenta’ sí habría funcionado», explica), hasta que dio con la opción ‘Cuentas’ en el menú.

«Pude verlo en directo teniendo un ‘momento Eureka’. Una vez allí, encontró casi inmediatamente el botón ‘Crear nueva cuenta'».


Lo que más le costó fue establecer la contraseña de la cuenta, por no entender bien la función del campo ‘confirmar contraseña’. «Esta fue la única vez que tuve que intervenir y proporcionar orientación».


Pero una vez hecho eso, no tardó nada en ver la cuenta ‘root’ y proceder a cambiarle la contraseña. «Llegados a este punto, estaba en racha y había descubierto el funcionamiento del menú». Encontrar las opciones «Servicios», «SELinux» y «Actualizaciones de software» prácticamente bastó para cumplir con las tareas impuestas.

«Para ser justos, las tareas que le pedí que completara fueron cuidadosamente redactadas para incluir palabras clave que se ajustaban a las opciones del menú: él no entendía lo que SELinux o el servicio realmente hacían. […] El asunto es que, desde una perspectiva de usabilidad, la consola web en RHEL es tan fácil de usar que literalmente un niño de seis años puede hacerlo».


Smith reconoce en este punto que la idea de su artículo no es dar a entender que un niño pueda hacer realmente el trabajo de un administrador de sistemas —«entender los conceptos subyacentes sigue siendo muy importante para administrar eficazmente los sistemas RHEL»—, sino reivindicar cuánto ha mejorado la facilidad de uso de los sistemas Linux en los últimos años.


Él, claro, habla en su texto únicamente de Cockpit (recordemos, un producto desarrollado por su empresa), pero existen varias herramientas con funciones muy similares que convierten en accesible para el usuario inexperto diversas tareas de administración de un sistema GNU/Linux: como YaST (aplicación de escritorio exclusiva de SUSE Linux) o Webmin (como Cockpit, una aplicación web disponible para varias distribuciones, con multitud de módulos opcionales desarrollados por terceros).



Fuente: Genbeta


¿Estás explorando por primera vez Linux, y quieres conocer más? En EducaciónIT brindamos un curso sobre este sistema operativo de código abierto y libre, llamado Introducción a Linux-Primeros pasos en Linux. Aprenderás a elegir la distribución de Linux de tu preferencia, crear, copiar, mover y cambiar nombres de archivos y directorios, y mucho más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.