10 señales que indican que no serás bueno en programación

He enseñado a muchos «programadores por primera vez» y la buena noticia es que rara vez he encontrado un estudiante que no pueda aprender a programar. Lo veo como una habilidad humana básica. Cualquiera puede hacerlo, es parte de nuestras capacidades humanas, pero necesita ser aprendido.


Si miras esta lista y la ves en ti mismo, puedes estar seguro de que realmente serás un asco para la programación y probablemente deberías encontrar algo más que hacer con tu tiempo. Pero, si todavía estás comprometido con tu objetivo de convertirte en desarrollador, puedes enfrentar fácilmente estos problemas y cambios.



  1. Falta de curiosidad


Si careces de curiosidad sobre las computadoras y cómo funciona la tecnología, nunca tendrá éxito como programador.

Encuentra tu curiosidad: Pregúntate si la programación realmente te interesa. Si tu respuesta honesta es que no es así, busca algo que le interese. Pero si tu respuesta es «sí», entonces busca algo nuevo que no hayas notado antes, reconoce el vasto océano y sumérgete un poco más.


  1. Falta de autonomía e ingenio


Si no desarrollas la capacidad de resolver problemas por ti mismo, nunca tendrás éxito como programador.

Usa los recursos: Cuando tengas una pregunta, búscala en Google antes de pedirle la respuesta a otra persona, y verifica la documentación. Ahorra el tiempo de los demás para cuando hayas intentado y realmente no hayas podido encontrar la respuesta que necesitabas.

  1. Falta de persistencia ante un problema


Si te rindes fácilmente ante los problemas, nunca serás exitoso como programador.



Aceptación: Debes reconocer que los problemas vienen con el territorio y no son problemas, sino desafíos. Cada desafío que enfrentas y superas te brinda una comprensión más profunda y una mejor capacidad para enfrentar nuevos desafíos y resolver rápidamente los viejos.



  1. Sin sensación de éxito al superar un problema


Cuando la reparación de errores y problemas se convierte en una cinta de correr que parece que nunca termina, pierde el contacto con la emoción que surge al superar un problema.



Celebre sus victorias: cada vez que resuelva un problema con el que luchó, no importa cuán pequeño sea, siempre se enorgullece de su logro, tome un descanso y felicítese por el trabajo bien hecho. Deje que la sensación de éxito se hunda y lo energice para el próximo problema que enfrenta.



  1.  Impaciente por aprender y comprender


Como humanos somos criaturas limitadas. A pesar de que nuestro mundo se mueve cada vez más rápido, y las computadoras son una gran causa de eso, solo podemos movernos tan rápido como podamos. Nuestros cerebros trabajan a cierta velocidad, dependiendo de nuestro pasado, nuestras creencias, nuestros estados emocionales y nuestra salud. Todos aprenderemos e integraremos información a diferentes velocidades.



El mundo de la tecnología es como un vasto océano. Nunca llegarás al final, nunca llegarás a un punto en el que seas un maestro sin nada más que aprender. Si te dejas abrumar, siempre sentirás la presión de «ponerte al día» y sentirás que nunca sabes lo suficiente.



Reconoce tu progreso: El conocimiento es acumulativo, así que siéntete orgulloso de lo que sabes y confía en que cada esfuerzo que realices en tu aprendizaje creará una base sólida de conocimiento para donde sea que te lleve tu carrera.



  1. Aburrirse


La programación es una actividad de pensamiento. Como humanos, somos realmente buenos para pensar, pero la realidad es que, aunque naturalmente pasamos todo el día haciéndolo, somos flojos en nuestro pensamiento. La capacidad de mantener un esfuerzo concentrado y enfocado en un solo problema durante un período de tiempo es difícil si no está acostumbrado.



Tu mente es un músculo: confía en que tu cerebro es como un músculo; a medida que lo usas, se vuelve mejor y más eficiente en su pensamiento. Al juntar piezas y desarrollar conceptos mentales, se vuelve mucho más fácil descubrir soluciones.



  1. Incapacidad para pensar por ti mismo


Cuando estás aprendiendo algo nuevo, es fácil sentir que te falta el conocimiento y la experiencia para tener tus propias opiniones. Tomar la iniciativa o hacer o decir algo incorrecto parece arriesgado.



Piensa por ti mismo: a través de tu experiencia y habilidades de pensamiento crítico, desarrolla tus propias perspectivas. Haz conjeturas razonables, tome una posición y esté dispuesto a cambiar a medida que salga a la luz nueva información.



  1. Pensamiento rígido, estrecho y / o desorganizado


No poder ver otras posibilidades o recibir comentarios inhibe la capacidad de crecer y mejorar. Estar desorganizado te ralentiza y evita que veas patrones que de otra manera serían obvios. Y la calidad general de tu trabajo disminuye.



Autorreflexión: debe dar un paso atrás y ver la imagen más amplia de cómo se está acercando a las cosas. ¿Cómo puedes hacer esto mejor? ¿Hay algo que pueda hacer para facilitarle la vida? ¿Qué te falta que pueda ayudarte?



  1. Necesitar la respuesta «correcta» en lugar de reconocer un espectro de respuestas «buenas» y «malas»


Al comenzar a aprender las habilidades o la programación, los estudiantes a menudo quieren saber si lo que han hecho es «correcto». La respuesta siempre es «depende». Cualquier respuesta puede ser «correcta» si puede justificarla dadas las circunstancias.



Sea creativo: Reconozca que existen numerosas formas de resolver un problema y, a través de la experiencia y la exposición, desarrollará una comprensión matizada de horas extras sobre qué soluciones se sienten mejor que otras. Observar el panorama general, imaginar diferentes posibilidades y confiar en su instinto nos conducirá a mejores soluciones que sean más satisfactorias.



  1. No prestar mucha atención a los detalles


Las computadoras son máquinas precisas. Cuando se trata de programar una computadora, debe proporcionar los comandos necesarios exactamente de la manera que espera una computadora. Si no lo haces, nada funcionará. No hay un término medio en el que las cosas funcionen en su mayoría: funciona o no.



Presta atención a los detalles: los detalles son importantes y debes aceptarlos. Una vez que lo hagas, puedes comenzar a escanear siempre tu código en busca de cualquier cosa que esté fuera de lugar. Puedes organizar tu código y usar herramientas que lo ayuden a identificar problemas rápidamente.



Conclusión



Si bien la programación puede ser una habilidad difícil de aprender, sin duda la mayoría de la gente puede hacerlo. La lista anterior contiene actitudes y mentalidades que se interponen en el camino, pero la mayoría de las personas pueden superarlas y desarrollar una competencia en el área de la programación, si no el dominio.



Si estás interesado en aprender a programar, ten en cuenta la lista anterior y comienza a explorar los numerosos recursos disponibles en línea que pueden ayudarte a avanzar rápidamente. No te arrepentirás.



Fuente: Noteworthy



¿Quieres dar un salto educativo y formarte en programación? En EducaciónIT tenemos una gran oferta de cursos, junto con un plan de carrera, mediante los cuales podrás convertirte en un programador profesional con la capacitación más completa y actualizada del mundo IT.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.