Este miniPC quiere ir más allá de la Raspberry Pi: apuesta por un AMD Ryzen Embedded R1000 y hasta 8 GB de RAM

Los miniPCs «en crudo» se han convertido en un segmento muy competitivo desde que la Raspberry Pi demostrara que se puede hacer mucho con muy poco.


Otros fabricantes han optado por propuestas mucho más ambiciosas que mantienen ese formato tan curioso, y uno de los últimos es el taiwanés DFI, cuyo miniPC cuenta con procesadores de la familia AMD Ryzen Embedded R1000, hasta 8 GB de RAM y gráficos Vega 3.


Una propuesta distinta para un público distinto


La pequeña placa es una demostración de hasta dónde es posible miniaturizar propuestas ambiciosas como la de DFI: en tan solo 84 x 55 mm son capaces de integrar hasta 8 GB de memoria DDR4-3200 (hay modelos de 2 y 4 GB) y hasta 64 GB de almacenamiento eMMC (versiones de 16 y 32 GB disponibles).


La protagonista no obstante es la CPU: a esa familia pertenecen el Ryzen Embedded R1102 (con 2 núcleos, 2 hilos de ejecución y un TDP de 6 W), pero también el Ryzen Embedded R1305G (2 núcleos, 4 hilos de ejecución y un TDP de 8-10 W). En esos chips se integra además una GPU Vega 3.


Hay versiones aún más potentes de estos SoC, y el AMD Ryzen Embedded R1606G con gráficos Radeon Vega 3 cuenta con 2 núcleos, 4 hilos de ejecución, hasta 3,5 GHz de frecuencia de reloj y un TDP que va de los 12 a los 25 W. Su margen de maniobra es previsiblemente comparable al de algunos ultraportátiles actuales que suelen utilizar procesadores Intel con un TDP de 15 W.


La conectividad también está bien surtida con un conector Gigabit Ethernet, un puerto USB-C con interfaz USB 3.1 Gen 2, y dos puertos micro HDMI 1.4 que permiten ofrecer soporte para monitores 4K. La placa también cuenta con una ranura mini PCIe y una interfaz SPI muy utilizado para conectar microcontroladores, por ejemplo.


Este miniPC soporta Linux y una versión muy especial —y no funcional como puesto de trabajo— de Windows 10, la IoT Enterprise 64 bit. Se espera que esté disponible en el tercer trimestre del año, aunque no se han dado datos de su precio. La DFI ALF51 con un Intel Atom E3900, algo menos potente, parte de los 280 dólares, por ejemplo, así que es de esperar que el modelo con los Ryzen esté algo por encima de ese precio.


Estamos por tanto ante una propuesta mucho más ambiciosa que la que plantean las Raspberry Pi y que está muy orientada a entornos industriales.



Fuente: Xataka


¿Buscas sumergirte y conocer todo lo necesario acerca de Raspberry? Con EducaciónIT, mediante nuestro curso Curso de Raspberry-La MINI computadora más conocida a nivel mundial, aprenderás a crear proyectos aplicados a Domótica, control, IoT, y robótica, trabajando en un sistema embebido con Linux, mientras desarrollas aplicaciones con Python, y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.