Google ha entrenado una inteligencia artificial que es capaz de identificar y clasificar olores

En la actualidad estamos rodeados de sensores, que nos acompañan en nuestro smartphone, smartwatch, televisor o altavoz inteligente. De esta manera, pueden observarnos, escucharnos o analizar todos nuestros movimientos.


Eso sí, durante décadas las tecnología no ha sido capaz de reconocer la conexión entre las moléculas y los olores (algo que es realmente subjetivo). Google lleva tiempo trabajando para intentar descifrarlo, y un equipo de investigadores aseguran que han enseñado a oler a una inteligencia artificial.


Moléculas y olores


Google asegura que, mediante aprendizaje automático, han conseguido enseñar a un robot a identificar y categorizar diferentes olores mediante la evaluación de su estructura molecular.


Para ello, afirman que han entrenado a un bot utilizando una base de datos con 5.000 moléculas, que a su vez han sido identificadas y etiquetadas por perfumistas (y así asociarlas con olores como «tropical», «mantequilloso» o «herbáceo»).


Terminado este proceso, declaran que emplearon más de la mitad de esos datos para ayudar a su inteligencia artificial a entender la manera de asociar las moléculas con sus posibles olores.


Los investigadores alimentaron dos tercios de la base de datos en la red neuronal del robot y luego utilizaron los aromas desconocidos restantes para probar la IA en aquellos que no había analizado.


Es un avance importante en algo que siempre ha sido muy difícil de conseguir. Quizás el mayor obstáculo es la subjetividad a la hora de describir los olores: mientras para alguien un olor puede ser «avainillado» otra persona puede sentirlo como «acaramelado».

La composición de los olores sigue siendo algo muy complicado y este tipo de sistemas necesitan sofisticarse


Aunque la IA es capaz de ver similitudes a nivel molecular, es importante tener en cuenta que estamos ante una fase inicial y un tanto «básica». La composición de los olores sigue siendo algo muy complicado y este tipo de sistemas necesitan sofisticarse (por ejemplo, si se combinan varios aromas o se describe el mismo aroma de manera diferente).


En un futuro, quizás seamos capaces de utilizar este tipo de tecnología para crear o combinar fragancias nuevas, o encontrar maneras de transferir olores digitalmente. Año a año, vemos como la tecnología le gana terreno a la ciencia ficción, conquistando avances que estaban sólo al alcance de la imaginación.



Fuente: Genbeta


¿Eres un apasionado por la Inteligencia Artificial (IA), y quieres conocer más? En EducaciónIT ofrecemos un curso de Machine Learning Fundamentos-Inteligencia Artificial, donde desarrollarás un perfil técnico mediante el cual comprenderás los desafíos sociales e industriales que la IA representa, sus correspondientes algoritmos, y muchos más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.