Los Juegos Olímpicos más robotizados: Toyota presenta robots asistentes y vehículos autónomos para Tokio 2020

Durante los Juegos Olímpicos de 1964, Japón utilizó este evento para mostrar al mundo cómo se había reconstruido el país tras la Segunda Guerra Mundial, así como su capacidad de innovación industrial. Casi 56 años después, el país del Sol Naciente se prepara para promocionar de nuevo su I+D en unos JJ.OO. celebrados en Tokio.


Hace unos meses, el Comité Organizador de Tokio 2020 presentó ante los medios el Tokyo 2020 Robot Project, una de las muchas iniciativas puestas en marcha para lograr que éstos sean los JJ.OO. «más innovadores de la historia», y para la que cuenta con la colaboración de diversas instituciones japonesas, además de con la de las compañías Panasonic y Toyota.


Según el responsable del proyecto, Hirohisa Hirukawa, éste «no consistirá simplemente en una exhibición de robots, sino en un despliegue práctico en la vida real, que muestre cómo pueden ayudar a las personas«.


Movilidad para todos: Vehículos autónomos y robots de telepresencia


Toyota, concretamente, ha sido designado ‘partner oficial de movilidad’ de Tokio 2020, teniendo la misión de ayudar a participantes y público a desplazarse hacia (y dentro de) las zonas de Tokio que alberguen competiciones y eventos de interés, lo cual incluye también proporcionar a los turistas nuevas vías para consultar información.


Así, por ejemplo, aprovechará estos juegos para poner a prueba varios vehículos que ha ido presentando en diversos eventos durante los últimos 3 años: los triciclos eléctricos i-ROAD, el vehículo autónomo multipropósito e-Palette y el que más nos interesa: el Concept-I, ya presentado en el CES 2017 de Las Vegas.


El Concept-I, definido como «nuestra visión de cómo se conducirá un Toyota en 2030», incluye «una potente sistema de inteligencia artificial» llamado Yui, cuyo fin es «aprender del conductor para entablar una relación humana», lo que le permite detectar el estado de ánimo del conductor y reaccionar en consecuencia.


Pero Toyota Research Institute (TRI) tiene más sorpresas en la manga: esta misma semana ha anunciado el lanzamiento de un nuevo robot de telepresencia, denominado T-TR1 y dotado de una enorme pantalla diseñada para brindar una presencia virtual en el evento a tamaño casi real.


La idea es que este robot con forma de aspiradora, al permitir la proyección de una imagen del usuario desde una ubicación remota, el robot le esté ayudando a sentirse físicamente presente en la ubicación del robot.


El T-TR1 proporciona a su usuario una conocimiento completo de su ‘otro’ entorno gracias a su cámara de 360º, y posibilita una conversación a distancia. Por desgracia, la información de que disponemos actualmente de este robot no nos permite adelantar si será autónomo o semiautónomo (es decir, de si estará dotado o no de sensores que le permitan evitar obstáculos de forma automática).


¿Con qué robots podremos interactuar en los estadios de Tokio?


Por último, el pasado lunes Toyota presentó cinco robots (uno de ellos, el ya citado T-TR1) que ayudarán en la realización de tareas específicas, desde propocionar información turística a retransmitir los juegos, pasando por servir bebidas o ayudar a personas con problemas de movilidad.


El más impresionante de estos cinco robots es T-HR3, el único humanoide, y capaz de repetir los movimientos de una persona casi en tiempo real. Como el anterior, tiene funciones de telepresencia.


Las mascotas oficiales de Tokio 2020, unos personajes ‘manga’ llamados Miraitowa y Someity, también contarán con sus propias versiones robotizadas, dotadas de expresividad facial e inteligencia artificial para permitirles interactuar con los humanos.


Su papel será ofrecer entretenimiento a los visitantes (sobre todo a los más pequeños), permitiendo que se hagan fotos con ellos. Habrá ejemplares de estos robots en todas las zonas abiertas al público.


Por último, encontraremos a los robots HSR, DSR y FSR:


HSR (Human Support Robot): Su principal labor será guiar al público hasta sus asientos y ayudarles a transportar bolas y objetos. Una mezcla robótica de botones y acomododador, en resumen.


DSR (Delivery Support Robot): También auxiliará al público, transportando y sirviendo alimentos y bebidas que los asisentes a los eventos podrán encargar haciendo uso de una tablet. Aquí estamos ante el vendedor ambulante artificial.


FSR (Field Support Robot): Este último modelo no tendrá relación con los asistentes, sino con los deportistas y personales técnico, siendo los responsables de transportar y recoger los objetos que los olímpicos lancen la campo (jabalinas, pelotas, etc).



Fuente: Xataka


¿Estás interesado en desarrollar un perfil en innovación artificial? Desde EducaciónIT tenemos un curso que te ayudará a sumergirte en el mundo de la inteligencia artificial: Machine Learning.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.