Hoy hace 15 años que Google lanzó Gmail, la “gran broma” contra Hotmail

1 de abril de 2004. Por aquel entonces no lo sabíamos, pero estábamos ante un día verdaderamente histórico. Sin previo aviso, Google lanzó Gmail, su nuevo servicio de correo electrónico. Muchos, sin embargo, creyeron que se trataba de una gran broma o inocentada, porque el día 1 de abril se celebra el Día de los inocentes que nosotros celebramos el 28 de diciembre.


Pero no sólo era el día lo que impactó e hizo pensar que la propuesta no iba en serio. Gmail llegó con 1 GB de almacenamiento para mensajes, algo revolucionario, comparado con los 2 MB que ofrecía Hotmail de Microsoft, el líder de la época gracias a contar detrás con un gigante como el de Redmond, y sobre todo, por el hecho de que posibilitara el acceso a MSN Messenger.


La llegada tan potente de Gmail pilló a los proveedores de correo electrónico totalmente desprevenidos y por sorpresa, y en junio de ese mismo año, Microsoft tuvo que anunciar una subida de almacenamiento de 2 a 250 MB. Yahoo, por su parte, lo había incrementado un mes antes hasta 10 MB. Hotmail no se recuperó del “golpe” hasta 2006, cuando subió a 1 GB el almacenamiento gratuito, pero para entonces Gmail ya contaba con 2 GB. Durante todo ese tiempo, Microsoft cobraba 20 dólares por lo que Google ya ofrecía gratis, y mejor.


La “broma” de Gmail fue y es mucho más que el almacenamiento

Al principio, Gmail llamó mucho la atención por lo que permitía su gigabyte: enviar casi cualquier tipo de archivo de la época, como fotos, canciones, etc. Sin embargo, lo que hizo para muchos especial a Gmail fue la velocidad con que permitía compartir adjuntos, o realizar búsquedas en un archivo enorme. Hasta entonces, en muchos casos, lidiar con el correo electrónico era un gran dolor de cabeza, sobre todo en servicios gratuitos con conexiones que en muchos casos aún no contaban con banda ancha.



Gmail, pese a llegar en beta, ya mostraba el futuro en 2004, aunque de forma limitada. Un detalle de su lanzamiento, y que duró hasta 2007, es que para registrarnos en el servicio, hacía falta contar con una invitación de otro usuario que formara parte de la plataforma. Al principio eran algo escasas, pero luego se propagaron rápidamente, y cada cuenta venía con 100 invitaciones para repartir. Dos años después de abrirse a todos, Gmail eliminó su etiqueta de “Beta”. Fue otra de las grandes anécdotas del servicio. Sin dar apenas problemas, no fue considerado un servicio estable por Google durante cinco largos años.


Gmail también es historia viva de Google. Con el servicio comenzó su gran ecosistema, y de sus grandes servicios actuales, fue el primero que comenzó a configurar el futuro lleno de datos de los usuarios en manos de la compañía que le han convertido en el gigante publicitario que es. Además, tampoco puede entenderse Android sin Gmail. El hecho de que desde el nacimiento del sistema operativo móvil fuese necesario utilizar una cuenta para descargar aplicaciones en el Android Market, que luego sería la Google Play Store, hizo que el uso de Gmail subiera como la espuma. También es importantísimo en ese sentido el hecho de que sus cuentas comenzaran a hacerse obligatorias para iniciar sesión en YouTube.


Gmail es sinónimo de correo electrónico pero ¿y en el futuro?

Tras arrebatarle la hegemonía a Hotmail (ahora Outlook), Gmail se ha convertido, en el mundo occidental, pues en China no está disponible, en sinónimo de correo electrónico. Son muchos los usuarios que siguen utilizando otros servicios, pero como decíamos, el uso de Android en países como España, donde roza una cuota de mercado del 90%, hace que sea sinónimo de correo electrónico.


Sin embargo, existe cierta preocupación de que en un futuro próximo, Gmail se vaya cerrando más y más y deje de compartir funciones con otros servicios de correo electrónico. En 2014 introdujeron Gmail API, y en estos últimos días han mostrado la integración con AMP, lo que permite la llegada de los correos electrónicos interactivos. Google afirma que esta novedad podrá ser implementada por otros servicios, pero el problema es que ya obliga a que los otros sigan el camino de Gmail, fuera de estándares de correo electrónico.


Tampoco está claro si el uso del correo electrónico como estándar dentro de las empresas será tan potente en un futuro. Muchas empresas han pasado a usar herramientas como Slack, y es posible que en los próximos años veamos recesos de uso en Gmail.




Fuente: Genbeta

  • 74
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
    77
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.