Inteligencia artificial: las 6 transformaciones que traerá a las empresas

Analistas pronostican que en los próximos dos años se masificará el uso de IA y otras herramientas tecnológicas en diversas áreas de las empresas. Optimizará procesos desde la producción y la gestión de RR.HH. hasta la relación con los clientes.


Lenta pero sostenidamente, las tecnologías basadas en el conocimiento vienen ganando terreno dentro de las empresas, modificando transversalmente toda su estructura y sus procesos. Según datos de Adobe, en la actualidad el 15% de las organizaciones a nivel global utilizan algún tipo de herramienta de este tipo en su accionar diario. Pero el pronóstico para este año es que ese porcentaje al menos se duplique.


“En el ámbito corporativo, utilizar el potencial de la IA es una de las grandes transformaciones que están adoptando las empresas de todos los sectores. No se trata solo de un nicho en el mundo tecnológico, sino que resulta ser un elemento diferenciador y potenciador para las empresas. Desde resolver problemas complejos y mejorar productos a eficientizar los procesos y las tareas, la IA tiene el potencial de transformar industrias enteras. Y, sobre todo, permitirle a los humanos enfocarse en lo que verdaderamente importa…”, señala Matías Fuentes, responsable de Comunicación de Producto de Google Argentina.


Para los especialistas, más allá de que hay nuevos avances y aplicaciones todos los días, la IA ya superó la etapa de lanzamiento para entrar en la de consolidación. Y es que esta tecnología ha encontrado diversos nichos donde. Veamos:


Reclutamiento

La IA ya está siendo utilizada para evaluar a los posibles nuevos empleados de las compañías. Mediante “robots” se analiza el lenguaje gestual, el tono de la voz y los términos elegidos de los candidatos para responder, y realizan informes de conveniencia. La palabra final, sin embargo, sigue siendo humana.


“Todo lo que es IA tiene mucho para aportar en la gestión de RR.HH. Analizamos audio y texto para detectar distintas competencias en las personas. Llegás a niveles de precisión muy interesantes. En un proceso masivo de selección, te puede hacer una preselección que optimiza el tiempo del selector”, comenta Alfonso Terlizzi, director y socio fundador de Workia, empresa argentina dedicada a la creación y gestión de productos y servicios tecnológicos para el mundo organizacional que creó “EVA”, un Entrevistador Virtual Autónomo. Y agrega: “La masificación es inminente”.


Toma de decisiones

No son pocas las compañías que han optado por el uso de inteligencia artificial para mejorar sus procesos de ventas, estrategias de negocios, de atención al cliente, entre otros, para aplicar en la toma de decisiones.


“Sabemos lo que es importante para las funciones de ventas, marketing, soporte, recursos humanos y finanzas, ya que nosotros mismos ofrecemos aplicaciones de negocios en cada una de estas categorías”, dijo Raju Vegesna, evangelista jefe de Zoho, que cuenta con la herramienta Zoho Analytics. Mediante este tipo de sistemas, las empresas pueden cruzar datos entre distintos departamentos, realizar informes y predecir tendencias para enfocar con precisión sus objetivos.


Empleo

Es cierto que en muchos casos, como en el empleo “humano”, la aceptación y comprensión de los beneficios de la tecnología son resistidos. Siempre existen los que vaticinan un futuro negativo para ciertos puestos o profesiones, como es el caso del informe desarrollado por el Instituto Global McKinsey, en el cual se afirma que casi la mitad de todo el trabajo que se realiza en la actualidad podría ser automatizado para el año 2055.


“El impacto de la tecnología en el mercado laboral siempre será positivo. No hay que pensar a la transformación digital como una amenaza sino en algo que ha llegado para complementar, para mejorar y hasta para crear nuevas necesidades y puestos de trabajo. La tecnología hace de las tareas algo más llevadero -especialmente aquellas que son más operativas-, y además permite mayor eficiencia en términos de costos y tiempos”, opina Javier Minsky, CEO de Virtualmind.


Para los defensores de los avances tecnológicos, como Minsky, si bien en algunos casos se eliminarán empleos más tradicionales, también se generarán nuevos. “Al contrario de lo que piensan muchos, el avance hacia las nuevas tecnologías no debería ser necesariamente algo negativo. La tecnología no destruye puestos de trabajos, cambia su naturaleza de forma positiva”, sostiene.


Clientes

Año tras año, el comercio electrónico viene ganando espacio en la preferencia de los consumidores a la hora tanto de analizar y comparar opciones, como de concretar la compra de un producto. Ya perdieron el “miedo” al mundo virtual y le sueltan cada vez más la mano a los ambientes físicos. Es por eso que una buena experiencia de compra es fundamental, quizás incluso más que antes.


A través de la IA hoy las empresas tienen la posibilidad de interactuar casi permanentemente mediante chatbots con sus clientes, atendiendo sus inquietudes, evacuando dudas, o respondiendo reclamos, de manera rápida y automática. También la industria viene utilizando la inteligencia artificial para construir distintos artefactos que prevean fallas, monitorear la maquinaria y calcular rutas.


Marketing

En otro punto de contacto con los clientes, Carolina Samsing, directora de Marketing para Iberoamérica de HubSpot, aporta que las nuevas tecnologías permiten “encontrar nuevas maneras de acercarse a éstos, anticiparse a conocer sus preferencias y comportamientos para que el resultado sea lo más personalizado posible”. Además, el uso de la tecnología favorecerá un mejor servicio, interacciones digitales, diseño de un producto a partir del estudio en profundidad del usuario, para finalmente obtener una compra completamente satisfactoria.


Recursos Humanos

Según Meta4, empresa de soluciones tecnológicas para la gestión y desarrollo del capital humano, para este año se presentan dos grandes tendencias: la digitalización y la automatización. Cada vez más se implementarán asistentes virtuales, para automatizar el servicio de atención al empleado; uso de plataformas RPA, plataformas de “automatización robótica de procesos” que realizan diferentes procesos administrativos como altas, cargas de datos, comunicados y alertas; y herramientas como Big Data y Machine Learning, para diseñar “modelos de ausentismo” y “modelos de adecuación persona-puesto”, con el objetivo de anticipar la fuga de talento y establecer medidas de retención.





Fuente: ámbito.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.