Microsoft es ahora el mejor amigo de Linux

Microsoft ha confirmado que se une a la Open Invention Network y que pone 66.000 patentes en manos de desarrolladores de software libre.

 

La relación de Microsoft con el mundo del software libre podía definirse hasta hace no mucho como “compleja” cuando no directamente hostil pero la empresa que llegó a considerar el sistema operativo Linux como “un cáncer” a principios de siglo, acaba de convertirse en uno de los mayores defensores del código abierto en general y de este sistema operativo en concreto.

 

En un anuncio realizado ayer, Microsoft ha confirmado que se une a la Open Invetion Network (OIN), un grupo de trabajo que cuenta con más de 2.650 socios que ponen en común el acceso a sus patentes para evitar posibles problemas legales a las iniciativas de software libre relacionadas con el sistema Linux y beneficia también, por extensión, a proyectos derivados del mismo núcleo, como Android.

 

La contribución de Microsoft es significativa. Prácticamente todo el catálogo de patentes de la compañía puede usarse ahora sin miedo en proyectos de software libre, incluido el núcleo del sistema operativo. Son en total más de 66.000 patentes que cubren todo tipo de herramientas y procesos de software.

 

“Creemos que con esta contribución Microsoft podrá hacer más que nunca para ayudar a proteger Linux y otros productos de código abierto importantes de los ataques legales por uso de patentes”, asegura Erich Andersen, vicepresidente de la empresa.

 

En el catálogo de Microsoft solo hay un puñado de ausencias. La compañía no ha donado, por ejemplo, ciertas patentes relacionadas con el sistema operativo Windows y algunas de sus aplicaciones, pero el resto podrán ser utilizadas por todos los miembros de la OIN a partir de ahora sin coste alguno.

 

La decisión subraya la estrategia tomada por la compañía hace una década, y que se ha intensificado bajo la dirección del actual presdiente Satya Nadella, de trabajar para impulsar herramientas y programas de código abierto. Los ingenieros de la empresa son ahora uno de los mayores grupos de trabajo en este tipo de programas, con más de 2.000 proyectos en marcha.

 

Microsoft, además, ha comenzado a integrar algunas de las herramientas tradicionales de Linux dentro de su sistema operativo, expandido el soporte de sus plataformas de desarrollo de software a organizaciones y proyectos de software libre e incluso adquirido algunas compañías clave en este sector, como GitHub, el mayor repositorio de proyectos abiertos del mundo.

 

 

 

 

Fuente: Elmundo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.