Se retiró Jack Ma: Las 5 enseñanzas que nos dejó el presidente de Alibabá

Jack Ma, presidente y cofundador del emblemático gigante chino del comercio en línea Alibaba, anunció su retiro desde el lunes, en una entrevista publicada la semana pasada en el New York Times.

 

Esta partida “no es el fin de una era sino el comienzo de una era”, dijo al diario estadounidense el hombre más rico de China, que en 1999 estuvo entre los fundadores de Alibaba, el “Amazon asiático” que se convirtió en una de las empresas más importantes del país, enfocada no sólo en el retail digital sino también en la inclusión financiera (a través de AliPay) y en el entretenimiento y la comunicación.

 

Según la última edición de la revista Forbes, la fortuna de este ex profesor de inglés y verdadero “hombre hecho a sí mismo” se estima en US$ 36.500 millones, ubicándose en el puesto 21 en todo el mundo. El lunes, día de su retiro, coincidirá con su cumpleaños 54.

 

El grupo anunció a fines de agosto un aumento de la facturación trimestral de 61% hasta 80.900 millones de yuanes (US$ 12.200 millones), impulsada por fuertes ingresos por publicidad, pero también por sus inversiones en la “nube”, entretenimiento y tiendas en línea.

 

Más allá del imperio del e-commerce, Ma también deja como legado una serie de enseñanzas que pueden potenciar a futuros emprendededores.

 

Cómo enfrentar el futuro de los negocios

En Alibaba, el 49 por ciento de los empleados y el 37 por ciento de los gerentes senior son mujeres. “Si querés que tu compañía sea exitosa, si querés que tu compañía opere con sabiduría, con cariño, las mujeres son las mejores”, explicó Jack Ma. “Parte de nuestra ‘receta secreta’ es tener a tantas colegas.”

 

“Como jefe, no es necesario saber muchas cosas, pero es necesario encontrar personas que sean más inteligentes que uno”, comentó el fundador de Alibaba y destacó que su trabajo es asegurarse de que la gente inteligente esté trabajando en equipo. Así lo expresó Jack Ma durante una charla para jóvenes en el Foro Económico Mundial de Davos en enero de este año y planteó las claves para enfrentar el futuro.

 

Si bien es una reflexión que el CEO comparte frecuentemente, en Davos volvió a hacerlo: “Si tenés entre 20 y 30 años, conseguite un buen jefe y sumate a una empresa donde puedas aprender cómo se hacen las cosas. Si tenés entre 30 y 40 y querés hacer algo por tu cuenta, hacelo, todavía podés darte el lujo de fallar. Cuando tenés entre 40 y 50 dedicate a lo que sos bueno, probar cosas nuevas es más peligroso. Si tenés entre 50 y 60 dedicate a entrenar y capacitar a los jóvenes, a las próximas generaciones. Y si tenés más de 70, mejor quedate con tus nietos.”

 

En el futuro no habrá Made in China, ni Made in America, ni Made in Peru. “Va a ser Made on the Internet”, aseguró Jack Ma durante su reflexión sobre el estado del comercio internacional. Atacando las políticas del gobierno de Donald Trump, explicó que hay que evitar usar el comercio como un arma. “Es fácil comenzar una guerra comercial, pero es muy difícil parar el desastre que provoca”, remarcó. Durante esos días, Trump puso nuevos impuestos a la importación de paneles solares y lavarropas, algo que impactó principalmente a los fabricantes de Pekín. El CEO de Alibaba intentó dejarlo bien claro: “Cuando le pones sanciones a otro país, estás sancionando a sus pequeñas empresas, a sus jóvenes. Igual que al bombardear un lugar”, expresó durante la misma conferencia.

 

La regla 9-9-6

La rutina 9-9-6 implica trabajar de nueve a nueve, seis días a la semana. Así es como las tecnológicas chinas maximizan su producción, con ejércitos de programadores, gestores de proyectos e incluso ejecutivos trabajando 12 horas diarias. De esto hizo una regla el empresario chino.

 

La ley china, al igual que en otros países como la Argentina, limita la cantidad de horas a la semana que un empleado asalariado puede trabajar y da un marco para las horas extras. En el país asiático, la normativa establece una semana laboral de 40 horas, pero las compañías la estiran haciendo que sus trabajadores firmen contratos que indican que sus puestos requieren de horarios flexibles.

 

“Le pedimos a tres personas que hagan el trabajo de cinco y les pagamos por cuatro”, sintetizó Jack Ma durante una reunión con los inversores en 2017.

 

Cuando ganaba US$ 12 mensuales

Tras su graduación, en 1998, Ma trabajó como profesor de inglés en una universidad local de su pueblo natal, Hangzhou. Ganaba US$ 12 por mes, según un documental sobre su vida, “Un cocodrilo en el Yangtzé”. El pasado martes, durante un almuerzo en el Economics Club de Nueva York, el multimillonario se refirió a ese periodo como “el mejor de su vida”. Cuando uno no tiene mucho dinero, es necesario saber cómo gastarlo, explicó Ma, de acuerdo al portal Business Insider. Pero cuando se llega a disponer millones, las responsabilidades crecen.

 

“Si tenés menos de US$ 1 millon, sabés cómo gastar el dinero”, dijo durante su discurso del martes. “Pero cuando llegás a los mil millones, ese no es tu dinero. El dinero que tengo hoy es una responsabilidad, es la confianza que muchas personas depositan en mí.” En este sentido, Ma aclaró que siente la necesidad de gastar su dinero “en pos de la sociedad”.

 

De hecho, esta no es la primera vez que Ma se ha referido al peso que siente al ser un multimillonario. Al hablar en un panel de la Clinton Global Initiativa, en Nueva York, afirmó que sus días como profesor fueron “fantásticos”, de acuerdo a lo reportado por la CNN. Cuando alguien tiene US$ 1 millón, es “afortunado”, pero cuando alcanzas a los US$ 10 millones, “estás en problemas”, expresó el CEO de Alibaba.

 

La “Biblia del emprendedor” y sus 10 mandamientos

Durante una visita a la Argentina en 2017, el empresario asiático dió una charla en el Centro Cultural de la Ciencia donde comentó su decálogo para los negocios:

 

1. No creo en los libros que hablen de nosotros. Y si un día escribo un libro sobre Alibaba será sobre los 1001 fracasos que tuve.

 

2. El emprendedor tiene que tener presente que hoy todo puede ser malo pero en dos días será maravilloso.

 

3. Reunir dinero es difícil, pero contratar gente es aún más complicado. Pero sepan esto: la mejor persona es la que ya está en la empresa.

 

4. No importa lo que hablen de nosotros sino lo que nos critiquen.

 

5. Para nosotros, el cliente es el número uno; luego viene el inversor. Esto es porque si el cliente te elige, y elige pagarte el sueldo, se va a quedar toda la vida; el inversor jamás se queda mucho tiempo en el mismo barco.

 

6. Mi sueño es que en 30 años, el personaje emblema de la revista Time sea un robot elegido como mejor CEO.

 

7. Está lleno de estúpidos, eso ya lo sé, no hay que dejarse desanimar.

 

8. Las oportunidades están en el lugar donde hay una queja.

 

9. Hay que ser optimista, intentarlo, equivocarse y arriesgarse pese a que en el en torno no esté todo listo. No se preocupen: tendrán inestabilidad social por sus riesgos pero luego todo pasará.

 

10. Es muy difícil convencer a una persona exitosa de que te ayude. Te suelen decir: “Yo ya hice dinero de esta manera, ¿por qué tendría que ayudarte?”

 

Un futuro de robots

“Tenemos suerte porque el mundo está atravesando una gran transformación provocada por la tecnología”, dijo durante su charla en Davos. Pero también reconoció que estos nuevos desarrollos podrían ser una amenaza. “La inteligencia artificial y las técnicas de big data son una amenaza para los humanos.

 

Creo que la IA debería ayudarnos, debería hacer algo que empodere a las personas”, explicó. Según cree, las computadoras siempre serán más inteligentes porque nunca olvidan las cosas y nunca se enojan, pero hay algo que no tienen. “Las computadoras nunca van a ser sabias como un humano”, señaló. Aún así, comentó que los desarrollos futuros van a hacer desaparecer muchos trabajos. “La esperanza está en la industria de los servicios, pero tienen que hacerse de una forma única.”

 

 

 

 

Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.