Apple elimina una «app» propiedad de Facebook por «espiar» a los usuarios

Se trata de Onavo, una herramienta que permite reducir el consumo de datos en los móviles en la navegación y recoger información de esta operación que la compañía de Mark Zuckerberg puede utilizar con fines comerciales.

 

Continuan los tiempos revueltos para Mark Zuckerberg. El mismo día que se confirmaba que Facebook ha bloqueado más de 400 aplicaciones por dudas sobre cómo protegen la información de sus usuarios, Apple le complica aún más la jornada. La compañía de la manzana ha eliminado de la App Store de manera fulminante Onavo, una aplicación comprada por Facebook en 2013 y a la que la empresa de los iPhone acusa de «espiar» a sus usuarios.

 

En concreto lo hace a través del rastreo de actividad del «smartphone» en el que esta herramienta está instalado. Y, además, con el consentimiento del usuario, que le otorga el permiso para recabar información y que la compañía de Zuckerberg pueda luego utilizarla para fines comerciales, tal y como lo recoge en su política de uso. Pero, ¿cuál es la función concreta de Onavo?

 

Onavo nació para reducir el consumo de datos en la navegación, lo que es de gran ayuda para aquellos que van justos con su tarifa. De hecho, es tan eficiente que puede aliviar hasta en un 80% este flujo gracias a que comprime la información en sus servidores. Al mismo tiempo, garantiza una navegación segura al ser un «filtro» contra los posibles virus y amenazas online.

 

Precisamente esta última característica fue la que llamó la atención de la compañía de Zuckerberg en 2013, que la rebautizó bajo el nombre de «Protect» y la vendió como una herramienta que protegía los datos personales de los usuarios. De hecho, fue blanco de críticas durante el episodio de Cambridge Analytica por asegurar la privacidad de las personas, aunque la red social había recabado datos de 87 millones de cuentas en todo el mundo que fueron utilizadas para influir en procesos electorales como las presidenciales de Estados Unidos en 2016.

 

«Trabajamos para proteger la privacidad de los usuarios y la seguridad de sus datos en el ecosistema de Apple. Con la última actualización de nuestra normativa, dejamos muy claro que las aplicaciones no deberían recabar datos sobre otras aplicaciones instaladas en el dispositivo del usuario, práctica que tiene como objetivo el análisis o el marketing», ha razonado un portavoz de Apple a The Wall Street Journal, explicando los motivos de la eliminación de la aplicación.

 

A pesar de todo, esta «app» recogía datos de los usuarios con su expresa autorización, por lo que Facebook no habría cometido ninguna acción ilegal. Aún así, la polémica está servida.

 

 

 

 

Fuente: abc.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.