6 tendencias del IoT que dominarán el 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muchas organizaciones ya están incorporando tecnologías IoT en sus productos, procesos y flujos de trabajo, pero el 2018 se perfila como un año importante para las implementaciones de esta clase. He aquí seis tendencias del IoT que se deben tener en cuenta para este 2018.

El Internet de las Cosas (IoT) y el Internet Industrial de las Cosas (IIoT) surgirán a lo largo del 2018, a medida que las organizaciones incorporan las tecnologías de IoT en sus productos, procesos y flujos de trabajo.

La firma de investigación Gartner predijo que habrá cerca de 20 mil millones de dispositivos conectados al IoT para 2020, y los proveedores de productos y servicios de esta tecnología generarán más de USD$300 mil millones en ingresos.

CIO habló con varios líderes de TI y expertos de la industria, para conocer qué esperar de la inserción del IoT durante este año. Las siguientes son las seis tendencias de esta área que deben tenerse en cuenta:

Todo se conecta

Scott Gnau, CTO de Hortonworks, pronosticó que el 2018 será el año del IoT para el consumidor. “Estará en un orden de magnitud mayor que el IoT industrial “.

“Veo una gran cantidad de oportunidades en el espacio del IIoT donde los dispositivos y las redes conectadas aprovecharán el análisis en tiempo real, los comentarios, etc. El IoT orientado al consumidor tendrá un impacto notable en la forma en que vivimos, trabajamos y nos comunicamos, entre nosotros y con otros dispositivos”, explicó Hortonworks.

“Imagínese a un diabético con un monitor de glucosa en la sangre que se conecta a su teléfono, que envía la información a su médico de cabecera, que envía esos datos a un portal en línea para administrar mejor los niveles y el impacto en la experiencia de atención médica de esa persona”.

Sin embargo, Rich Rogers, vicepresidente senior de productos e ingeniería de IoT en Hitachi Vantara, sigue siendo optimista respecto a las aplicaciones industriales, particularmente en las fábricas.

“2018 será el año en el que las tecnologías IoT se aceleren rápidamente la transformación de las fábricas industriales en fábricas definidas por software. Los fabricantes de equipos originales comenzarán a proporcionar cintas transportadoras, compresores de aire, máquinas de corte conectadas de forma inteligente, etc. Y las tecnologías de IoT comenzarán a incorporar operaciones de automatización, orquestación y de desarrollo”, argumentó Rogers.

“El monitoreo móvil y la administración de la fábrica se volverán cada vez más globalizados, vinculando instalaciones con datos de cada ubicación para impulsar mejores decisiones comerciales“.

Mark J. Barrenechea, CEO y CTO de OpenText, empresa especializada en la administración de información empresarial, tiene su ojo puesto en las aplicaciones de IoT para el cuidado de la salud, los vehículos autónomos y la empresa.

Los avances en la biotecnología relacionada con el IoT llevarán la atención médica al siguiente nivel, con un monitoreo continuo, tratamiento específico e incluso dosis automatizadas de medicamentos”, especificó Barrenechea.

“En las ciudades inteligentes, cuando todo esté conectado a la red IoT, los vehículos autónomos eliminarán los accidentes automovilísticos causados por errores humanos y salvará un millón de vidas anualmente. En la empresa inteligente, el IoT conectará la cadena de suministro global de extremo a extremo, permitiendo una visibilidad generalizada, un reabastecimiento proactivo y un mantenimiento predecible”.

“Con el IoT, la toma de decisiones basada en datos se convertirá en estándar en todas las industrias y en nuestra vida cotidiana”, concluyó el CEO.

Una nueva infraestructura de datos será requerida

La recopilación de datos de sensores es buena, pero el objetivo final es obtener información procesable a partir de esa información, y eso requerirá una nueva infraestructura.

“En 2018, el número de empresas que aprovechan las capacidades IoT en el campo continuará creciendo rápidamente debido a los avances tecnológicos que se han realizado con sensores y el valor que se obtiene a través de la información que recopilan“, dijo Neil Barton, CTO de WhereScape.

“La bendición, y posiblemente la maldición, de la asombrosa tasa en la que las empresas están implementando sensores IoT, es la gran cantidad de información que se produce al hacer un seguimiento de las cosas en tiempo real”.

Las compañías que busquen hacer un buen uso de esos datos enfrentarán la complejidad adicional de combinar grandes cantidades de información en una amplia variedad de formatos.

“Para capitalizar esto, las empresas necesitan implementar tecnología que pueda manejar el flujo constante de datos, además de buscar formas más efectivas de analizarlos, tales como el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo, para obtener una visión viable”, añadió Barton.

El procesamiento se extiende al borde del Internet de las Cosas

En 2018, se espera ver estructuras de datos y computación que abarquen las instalaciones locales en varias nubes.

Según Ted Dunning, jefe de aplicaciones de MapR Technologies, los tejidos de datos a gran escala se extenderán hasta el borde, al lado de los dispositivos, y en algunos casos, se expandirán directamente a los propios artefactos.

“Nuestras expectativas se basan en las conversaciones con los clientes y en el conocimiento que hemos adquirido,  para ayudar a las organizaciones a lograr un valor empresarial medible al combinar tecnología avanzada con enfoques pragmáticos, lo que les ayudará a resolver los desafíos de datos”, afirmó Dunning.

Dunning pronosticó la necesidad de dispositivos Tier IoT por su sensibilidad a la partición y la latencia. Algunos elementos no necesitan conexión constante a Internet, mientras que unos pocos milisegundos de latencia podrían generar resultados catastróficos para otros artefactos.

“Si desconectara el controlador de un brazo robótico del brazo del robot, podría causar un movimiento catastrófico del robot que podría matar a alguien. El controlador debe vivir justo al lado del robot”, justificó el profesional.

“La Big Data ahora se está aplicando a cosas que están mucho más por encima de este nivel que antes. No puedo tener en un barco un sistema de control de incendios que tome más tiempo para activarse solo porque hemos girado la nave en cierta dirección”.

Sastry Malladi, CTO de la plataforma de computación en la nube, FogHorn Systems, está de acuerdo en que el impulso para el análisis y la inteligencia de punta en IIoT se acelerará en 2018.

Para la CTO casi todos los proveedores notables de hardware tienen una línea de productos reforzada que promueve el procesamiento de terminales. Esto indica que el mercado es primordial para la adopción industrial de IoT.

Debido a esto, Maladi considera que las industrias tradicionales, como la fabricación, están adoptando un análisis de vanguardia para impulsar nuevas fuentes de ingresos o importantes mejoras para sus clientes.

“Cualquier industria con activos digitalizados y dando el salto hacia la conexión o la instrumentación de entornos industriales, está bien posicionada para aprovechar el valor de la inteligencia de punta. Por lo general, el objetivo de estas iniciativas es tener un profundo impacto comercial. Esto puede ser logrado sacando ventaja de eficiencias y optimizaciones desconocidas o no realizadas anteriormente”, acotó Malladi.

“A menudo, estos conocimientos sorprendentes se descubren solo a través del análisis y el aprendizaje automático. Las industrias que a menudo tienen acceso limitado al ancho de banda, como el petróleo y el gas, la minería y otras industrias, se beneficiarán verdaderamente de la inteligencia de punta”.

La TI y TO intensificarán su colaboración

La tecnología de la información (TI) y la tecnología operativa (TO) han sido tradicionalmente dominios separados. Pero eso probablemente cambie en 2018, con implementaciones de IIoT que obligarán a ambos equipos a trabajar estrechamente para lograr el éxito.

“Lo que se consideraba una gran brecha entre los dos sectores, se cerrará gracias a la colaboración reconocida necesaria para insertar con éxito soluciones e iniciativas de IIoT”, apuntó Malladi, señalando que la Tecnología Operativa afectará el diseño de las aplicaciones de IIoT en 2018.

“Investigaciones recientes y estudios de campo sugieren que las herramientas analíticas se están haciendo más accesibles para los usuarios finales, como, por ejemplo: los expertos en la materia y los operadores de planta. Esto significa que la tecnología avanzada ahora se está poniendo a disposición de los trabajadores de campo, por lo que las decisiones operativas se pueden impulsar en tiempo real localmente”.

Ken Hosac, vicepresidente de desarrollo de negocios en Cradlepoint, un proveedor de soluciones de redes alámbricas e inalámbricas basadas en la nube para empresas distribuidas y móviles, consideró que los equipos de TO liderarán el campo del IIoT en 2018.

“Este año habrá más proyectos de IoT desplegados por los equipos operativos de las empresas que por los equipos de TI. Con el 69% de los consultados en la encuesta “Estado del IoT” diciendo haber adoptado, o que planea adoptar soluciones de IoT próximamente, el movimiento continuará ganando fuerza en 2018″, concluyó Hosac.

Al abordar los problemas de seguridad que podrían socavar el progreso del IoT, las empresas estarán en camino de aprovechar al máximo esta tecnología revolucionaria en los próximos años“.

Los ataques hacia el Internet de las Cosas estarán motivados por ganancias financieras

Cisco presagió que en 2020 se agregarán hasta 1 millón de nuevas conexiones por hora, expandiendo la superficie de ataque y haciendo que las vulnerabilidades del IoT sean más críticas y peligrosas.

“Para enfrentar los desafíos de seguridad del IoT, una superficie de ataque que crece rápidamente y se vuelve cada vez más difícil de monitorear y gestionar, un enfoque proactivo y dinámico de la seguridad y una estrategia de defensa en capas, son las claves para proteger los dispositivos de IoT”, recomendó Scott Manson, líder de ciberseguridad para Medio Oriente y África de Cisco.

Por ahora, las industrias parecen haber adoptado una actitud de “esperar y ver” en lo que se refiere a implementar soluciones de seguridad de IoT específicas. Malladi de FogHorn Systems estableció que esto se debe a dos tendencias emergentes. 

– Los proveedores tradicionales de seguridad de TI todavía están en el proceso de reposicionar sus productos existentes para abordar las inquietudes de seguridad del Internet de las Cosas.

– Muchos nuevos participantes están desarrollando soluciones de seguridad específicas para una capa en el programa, o una vertical particular.

La buena noticia es que las principales amenazas a la seguridad, como WannaCry, Petya / Goldeneye y BadRabbit, hacen resurgir las preocupaciones de seguridad de IIoT durante el ciclo regular de noticias.

Sin embargo, hasta que las soluciones de seguridad sean más específicas y generen confianza, es posible que no ayuden a mover la aguja.

El Internet de las Cosas pivotará desde los proyectos piloto hasta el valor comercial

La justificación económica y el retorno de la inversión son esenciales para el éxito del IIoT.

“El año 2017 fue sobre la exploración de IIoT y condujo a la explosión de la prueba de los conceptos y las implementaciones piloto. Si bien esta tendencia continuará en 2018, esperamos una mayor conciencia sobre el valor empresarial que estas tecnologías de borde traen a la mesa”, aseguró Malladi.

“Las empresas que se quemaron con la “Big Data Hype” (donde se recopilaron datos, pero se aprovechó poco) evaluarán los compromisos y las implementaciones de IIoT para obtener un retorno de la inversión definitivo. A medida que las tecnologías de vanguardia agarren vuelo para demostrar su valor comercial, la tasa de adopción aumentará exponencialmente para satisfacer las demandas de las aplicaciones de IoT en constante aumento “.

 

FUENTE: https://revistaitnow.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.