Java o Node.js: ¿Cuál elegir?





En el mundo de la programación existe tal variedad de lenguajes que es fundamental distinguir cuándo es recomendable emplear uno y cuándo otro. Java es el rey de la programación por su antigüedad y desarrollo en el mercado, pero nuevos entornos como Node.js están escalando posiciones entre las empresas de alta tecnología por ser un facilitador de tareas así como una opción veloz para las aplicaciones web de alto tráfico. Te explicamos las diferencias y las situaciones en que te conviene aprender uno u otro.

Por qué elegir Java



Probablemente sea el lenguaje de programación más completo que se trabaja en el mercado, porque la cantidad de años que lleva en el rubro lo dotaron con controladores, depuradores y otras herramientas que integran el lenguaje para cubrir todas las patas de la tarea que desempeña un programador.  Su antigüedad es sinónimo de solidez aunque la complejización  de sus recursos repercute sobre sus funciones: es cada vez más difícil aprender a implementarlo.

Requiere la memorización de distintos lenguajes cuando se trabaja con bases de datos para poder procesarlos y se ejecutan con hilos entendidos como secuencias paralelas e independientes que realizan miles de subprocesos mientras se hace una tarea. Los hilos pueden compartir memoria para que los cambios en uno no impliquen pérdidas de información o trabajo. Sin embargo, la desventaja de la memoria compartida es que la aplicación puede tornarse inconsistentecuando se modifican los hilos porque requiere coordinar varios procesos en simultáneo.

Por qué elegir Node.js



Mientras que Java precisa unos cuantos años para dominarse en su totalidad y las herramientas que incluye se modernizan constantemente requiriendo estudio continuo, Node.js es ideal para principiantes que buscan acercarse a la programación con un lenguaje sencillo de aplicar. Si ya manejas JavaScript –que está presente en algunos elementos de prácticamente todos los sitios web-, el proceso de aprendizaje será veloz. Resulta especialmente útil para webs dinámicas que soportan grandes cantidades de tráfico en tiempo real, convirtiéndose en el lenguaje del futuro para las apps que se vienen.

En comparación con Java, sus recursos están menos desarrollados por la evidente diferencia de tiempo que llevan en el mercado. No obstante, utiliza siempre la misma sintaxis –forma de escribir el código- independientemente si se trata del cliente o el servidor. Usualmente se requiere una sintaxis para el cliente y otra para el servidor, pero Node.js soluciona el problema evitando la doble tarea en el programador con el intercambio simultáneo de datos entre ambos.

¿Cuándo conviene aprender Java y cuando Node.js?



Los dos son viables en las áreas de ingeniería, aunque cada uno posee sus particularidades que lo hacen más propicio para una u otra situación. Java es más apropiado si estás construyendo un sistema en tiempo real porque actúa más rápido, pero ten en cuenta que su abanico de posibilidades implica dificultades a la hora de interiorizarse con su funcionamiento. Es estático – por tanto menos factible en webs dinámicas- y la complejidad de su sintaxis requiere horas de estudio.

Por otra parte, Node.js resuelve problemas de sincronización mucho más rápido porque trabaja sin hilos, es decir que no se vale de subprocesos para ejecutar una tarea sino que directamente apela a una única línea de trabajo: prioriza las tareas y las pone en cola. Perfecto para principiantes, sitios web dinámicos de empresas tecnológicas o de comunicación o aquellas que necesiten soportar miles de usuarios navegando al mismo tiempo.







 

Fuente: universia.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *