Cómo encriptar los archivos antes de subirlos a la nube (y por qué es una buena idea hacerlo)

Diferentes herramientas para cifrar datos. Una medida de precaución para cuidar la privacidad y seguridad en la web.

 

 

 

 

 

Proteger los archivos antes de subirlos a la nube es una buena medida para cuidar la seguridad (y la privacidad) en épocas donde los hackeos son moneda corriente. Si bien ciertos servicios ofrecen algún grado de protección, añadir una capa extra de cuidados bien podría evitar más de un dolor de cabeza.

 

“Es importante entender que subir archivos a la nube es concretamente guardar nuestros archivos en el equipo de otro, la nube no es más que eso; por lo tanto es vital proteger aquellos archivos con información sensible”, destaca Javier Ferrero de la empresa de seguridad informática Druidics.

 

“Es muy común que los hackers utilicen información sensible del usuario para cometer algún ciberdelito, así que siempre es mejor protegerse ante este tipo de amenazas”, concluye Gastón Barros, director de Gerencia Técnica de la empresa de desarrollo informático Snoop Consulting.

 

Existen varios programas, sencillos de usar, para encriptar documentos y fotos antes de subirlos a Google Drive, Dropbox o algún otro servicio en la web. Algunos son gratuitos y otros ofrecen servicios pagos. También hay alternativas mixtas: se habilitan ciertas opciones sin cargo y una versión premium que se debe abonar y que incluye más alternativas.

 

Pero antes de mencionar algunas de las herramientas disponibles, vale la pena recordar de qué se trata la encriptación. En pocas palabras puede definirse como un proceso por medio del cual los datos son protegidos con un algoritmo que desordena la información. Así, si los archivos llegan a ser interceptados por un tercero éste no podrá entenderlos a menos que tenga la llave para reordenar los datos.

 

Existen diferentes tipos de cifrados. La cantidad de bits de la clave es un indicador del nivel de dificultad con el que se podría vulnerar el sistema. Un cifrado con 256 bits es más seguro que uno con una clave de 128 bits, por ejemplo.

 

Una vez que se encripta el contenido, el receptor o destinatario de la información necesita una aplicación o llave especial para descifrarlo y así acceder al material.

 

Aquí, algunos de los programas y aplicaciones que existen para encriptar archivos.

 

AxCrypt

Tiene versión de escritorio y móvil, tanto para iOS como Android.

 

Encrypto

Funciona para Mac y Windows.

 

Boxcryptor

Está disponible para Windows, Mac, iOS y Android.

 

nCrypted Cloud

Se puede usar para Windows, Mac, iOS y Android.

 

Sookasa

Es compatible con Windows, Mac, Android, and iOS.

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.infobae.com/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.