Una web para conseguir trabajo por lo que sabes y no lo que dice el CV

La plataforma online une a estudiantes universitarios sin experiencia laboral con empresas, haciendo hincapié, no en sus CV, sino en su capacidad para resolver desafíos de manera creativa.

 

 

 

 

Por una promesa o por un pedido nuevo. A Luján peregrinan los que tienen fe, algo que a los emprendedores no les falta. Especialmente en la Argentina —en donde no abundan el capital semilla ni las reglas claras—algo de aquella esencia que, dicen, mueve montañas, es necesaria. Fue fe en la idea lo que llevó a tres sub 30 oriundos de Luján a dejar sus trabajos estables y crear una plataforma de Recursos Humanos, de las tantas que abundan hoy en Internet. Ser jóvenes fue su diferencial: habían pasado demasiadas veces por la experiencia de mandar un CV y rebotar. Matías Badano (Licenciado en Marketing, 26), Martín Barnech (Ingeniero en Informática, 30), y Fabián Zamudio (estudiante de Sistemas, 27) decidieron, entonces, crear una plataforma que les permitiese a los estudiantes sin experiencia demostrar su capacidad para resolver problemas.

 

Así nació FosterJobs, un portal que pretende unir a estudiantes universitarios con las empresas que los buscan, más por su capacidad creativa, su liderazgo o sus habilidades resolutivas que por su curriculum. “Las tesis o los trabajos prácticos que nos piden en la facultad terminan en una biblioteca virtual o, peor, solamente en una libreta universitaria”, dice Badano, que ocupa el puesto de CEO en la startup. El modelo de negocios e basa, hoy por hoy, en cobrar un fee a las empresas que quieren tener presencia en la plataforma y que usan, como contraprestación, diferentes servicios. Éstos incluyen una página de presentación, la posibilidad de lanzar búsquedas laborales a través de desafíos creativos y armar carpetas de visualización con alumnos que quisieran tener bajo la lupa para reclutar en el futuro. Por esto, las empresas pagan entre US$ 500 y US$ 1.500 por mes, dependiendo de las búsquedas que lancen. No obstante, Badano insiste en que su diferencial está en permitir que los alumnos se distingan por su creatividad y no por su experiencia laboral, un atributo que otros portales de Recursos Humanos valoran por encima de todo.

 

“Es más meritocrático; quienes puedan responderlos desafíos en determinado tiempo son tenidos en cuenta para contrataciones. Del lado de las empresas, también es una ganancia porque las búsquedas tradicionales son, en general, costosas y largas. En los Estados Unidos se gastan US$ 3.000 por nueva posición. Así, se comprueba de antemano que se puedan resolverlos problemas que plantea la posición y el perfil termina siendo hiper específico, incluso para puestos más junior”, amplía. Fosterjobs cuenta con 57.000 usuarios pero sus creadores pretenden llegar a 100.000 para mitad de año, reinvirtiendo facturación en acciones que los acerquen a estudiantes y universidades. Con esto, estiman, podrán tentar a capitales semilla y lograr una inyección de US$ 300.000, en una primera ronda que exceda a su círculo íntimo, que ya desembolsó los US$ 70.000 iniciales. Con clientes de la talla de Santander Río, Sancor Seguros, Microsoft y otras 15 multinacionales en su haber, el objetivo son proyectos globales que catapulten a los ingresos por encima del millón de dólares para 2018. Si de fe se trata, les sobra. “Queremos socios que sean de la industria, que conozcan el mercado. No buscamos solamente dinero sino gente que nos acompañe en el proyecto”, cuenta Badano. En la mira: otras empresas de reclutamiento y fondos de Venture Capital que puedan servir, además, como mentores.

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.infotechnology.com/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *