Tecnologías imposibles: los desarrollos que desafían la imaginación

El progreso de la humanidad es imparable y exponencial: recopilamos ejemplos de tecnologías que desafían la imaginación (y las leyes de la física). Motores sin combustible, computación cuántica y fusión fría.

 

 

El futuro de los seres humanos será mucho más interesante de lo que cualquiera podría haberse imaginado. El planeta Tierra vive momentos de transición (bastante violenta), mientras el progreso tecnológico se acelera hasta llegar al punto crítico. Según los futuristas más optimistas, las próximas décadas estarán marcadas por la llegada de la singularidad, en la que las máquinas superarán definitivamente a la capacidad de los mamíferos para razonar. Ese momento llegará hacia 2050, y modificará cada aspecto de la vida de los seres humanos.

 

Antes del punto crítico, sin embargo, aparecerán tecnologías que antes parecían simplemente imposibles. Ya es posible vislumbrar algunas de las que llegarán en los próximos 10 a 15 años. Por todos estos motivos, en el Lorem Ipsum de esta edición se analiza el progreso imposible de la informática, el sueño de la fusión fía, y el increíble mundo de los motores warp. No es casual que parezcan tecnologías sacadas de un libro de Ciencia Ficción, la segunda palabra ya no aplica.

 

¿Se acerca el warp drive?

 

La idea de un motor sin combustible parece imposible, pero cada vez demuestra ser más real. El Emdrive es un tipo de propulsor que no necesita ninguna otra cosa que electricidad para funcionar. Esto significa que puede ser operado por un pequeño reactor nuclear, y que no requiere enormes tanques de combustible a los costados del vehículo (en el caso de las naves espaciales).

 

Esta tecnología fue propuesta en 2000 por Roger Shawyer, y si bien fue recibida inicialmente con escepticismo, ha logrado sorprender a propios y extraños.  Su sitio, lleno de información, se ubica en la dirección www.emdrive.com.

 

El dispositivo utiliza formas cónicas y microondas para generar un pequeño empuje, y fue probado en 2012 por investigadores chinos, que se pusieron del lado de Shawyer ¿(y de hecho mejoraron el diseño). Dos años después, investigadores de la NASA probaron el motor en el vacío, y registraron los mismos resultados esperanzadores.

 

En este mismo momento se están llevando pruebas para eliminar posibles interferencias en el experimento. Resulta que un motor de este tipo viola varias de las (¿antiguas?) leyes de la física. El impacto de un verdadero warp drive sería difícil de predecir, por lo que todos avanzan con cuidado antes de lanzar el anuncio. Por nombrar algunas ventajas, el sistema Emdrive permitiría viajes interestelares de semanas o días, en lugar de décadas o siglos.

 

Esto abriría las puertas a la colonización de la galaxia por parte de los humanos, algo que muchos futuristas califican como inevitable. El Emdrive también podría utilizarse en la Tierra, en donde la dependencia a los combustibles fósiles continúa siendo un problema. Un método limpio de propulsión llevaría a los humanos a una nueva etapa de progreso tecnológico.

 

¿Y lo más interesante? El Emdrive no es el único motor sin combustible que se está desarrollando en esta época. Otro inventor asegura haber resuelto el asunto con su Cannae Drive, que tiene un diseño similar y que ha sido verificado por investigadores independientes.

 

El concepto de la singularidad aparece constantemente en las páginas de Lorem Ipsum, y con razón. Es el punto más interesante del futuro cercano, un posible acontecimiento en el que el progreso tecnológico (más el cambio social) se acelerarán con el desarrollo de una inteligencia sobrehumana.La Inteligencia Artificial superará en ese punto las capacidades del hombre, y el avance exponencial significa que lo dejará atrás en días. Luego de este punto, dicen los futuristas, resulta inútil predecir el futuro, en tanto se correrán todos los límites de lo posible. Para ellos, la tecnología lo abarcará todo y tendrá todas las respuestas.

 

El sueño de la fusión fría

 

Lockheed Martin es una compañía especializada en tecnología, que además tiene la distinción de contar con el mayor presupuesto de parte del estado norteamericano. Esto significa una billetera sin fondo para lograr lo que se propongan. Su brazo Skunk Works se dedica específicamente a la tecnología experimental, y es allí donde pasan las cosas más interesantes. Lockheed anunció recientemente que está cerca de lograr la fusión fría, un método de generación de energía nuclear que no requiere grandes centrales. Se trata de un paso adelante con respecto a las tecnologías actuales, que se apoyan en la fisión: en contraste, la fusión entrega 4 veces más energía, y sus características le permiten instalarse en el acoplado de un camión, por ejemplo. De esta manera, los reactores nucleares podrían volverse absolutamente móviles, y llevar energía donde se requiera.

 

Lockheed demostró que la fusión es posible, y que está dentro del horizonte cercano de los humanos. Si no es esta, será otra la empresa que desarrolle un dispositivo de este tipo. Todos los futuristas aseguran que el futuro tendrá energía ilimitada, y esto volverá a correr los límites de lo posible.

 

Tecnologías de alto impacto

 

Todos los avances que se comentan en estas páginas tienen un eje común: desafían lo que la humanidad creía como imposible hasta el momento. Son solo tres ejemplos de tecnologías de alto impacto, que tienen el potencial de revolucionar la cultura con saltos cualitativos. Una interfaz que permita conectar cerebro-máquina podría ser otro punto en la misma lista.

 

Hay filósofos que aseguran que este tipo de avances permitirán pasar el siguiente “gran filtro” de la humanidad, y esto significa viajes intergalácticos y colonización de planetas. Todo un logro. Hay futuristas menos optimistas que todavía tienen sus dudas con los motores sin combustible, pero que auguran que para el año 2060 habrá singularidad para todos.

 

Computación cuántica

 

Otro de los avances relativamente imposibles tiene que ver con la computación que busca explotar las leyes de la cuántica. Se trata de circuitos integrados experimentales que se basan en qubits en lugar de bits, y que abren puertas lógicas para nuevos tipos de algoritmos. Este tipo de computación permitiría resolver problemas y enigmas científicos que hasta hoy resultan de alta complejidad. Explicar el funcionamiento de este tipo de dispositivos no es fácil.

 

La diferencia esencial tiene que ver con la posibilidad de realizar múltiples tareas en simultáneo. En un vector de tres qubits, la partícula puede tomar ocho valores distintos por la superposición cuántica. Así, permitiría un total de ocho operaciones paralelas. Entre otras cosas, esto significa que el número de operaciones es exponencial con respecto al número de qubits.

 

Aquí está el punto que explica el interés detrás de esta tecnología: una vez que se resuelvan los principales problemas de hardware, la cantidad de qubits se disparará, y con ello la potencia de procesamiento. Un chip cuántico de 30 qubits equivaldría a un procesador convencional de 10 teraflops, número que deja en ridículo a los CPU de la actualidad. Los usos de las computadoras cuánticas serán más científicos que de consumo, pero todos los humanos se beneficiarán por el avance.

 

D-Wave es una compañía que ya ha lanzado sus productos cuánticos al mercado, y de hecho Google le encargó varias computadoras para comenzar con sus propias pruebas. La nave espacial tendrá un motor sin combustible, un reactor frío y una PC muy cuántica.

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.redusers.com/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.