¿Cuál debe ser el destino de la información?

Data center, cloud. Data center, cloud. La batalla parece haberse resumido en dos bandos. No obstante, ¿sabe usted qué debe guardar y dónde debe guardarlo para hacer más eficiente su información?

 

 

 

Una respuesta pronta, lógica, sin pensar mucho, podría ser que hay que guardar la información más crítica en los dispositivos más caros o incluso la información más valiosa en los dispositivos más protegidos, pero probablemente esta respuesta no se adapte a sus necesidades.

 

“Sin tomar en cuenta data centers, cloud u otras soluciones, el CIO tiene que pensar en ¿Qué guardo y dónde lo guardo? ¿Qué guardo en dispositivos de última generación que me den tiempos de respuesta mucho más veloces?, plantea Jaime Durán, Costumer Solution Manager de SAP.

 

Para Durán, el CIO debe meditar; definir e identificar que data los usuarios van a requerir muchas veces y cuál parte de la información de la empresa es de menor acceso.

 

“Puedo decidir si la información del último mes o año va a estar en dispositivos de almacenamiento ‘primario’, con última tecnología, que se maneje con fibra óptica y que su velocidad de respuesta sea súper rápida, ya que, son temas que las organizaciones requieren más”, comentó Durán.

 

“Con la información de más atrás, más antigua, puedo utilizar dispositivos de segunda o tercera generación. Se puede implementar el archiving, el cual es mucho más barato”, agregó Durán.

 

Luego de identificar las prioridades en la información, el CIO podría comenzar a pensar en los modelos de administración de la infraestructura a implementar para el resguardo de sus datos.

 

“Con esa camada de dispositivos, yo puedo comprar y tener mi propia infraestructura, que, con el paso del tiempo, será más barato. Incluso, puedo llegar a colocar para que alguien más los venda o los administre”, comentó Durán.

 

En cuanto a la nube, Durán también sugiere al CIO pensar en los diversos conceptos que se derivan de la nueva tendencia en almacenamiento de datos.

 

“Lo que es la nube privada, al final se mezcla un poco con lo que es data centers, porque al final yo tengo algo que me lo administra alguien, que yo llego al punto de ni siquiera saber dónde está, pero que es solo mío, el espacio en donde está la información, sólo lo toco yo. Un concepto muy parecido al de data center”, asegura Durán.

 

Durán también comenta que “una nube pública es la opción donde alguien tiene una cantidad de espacio y yo comparto con muchas otras empresas ese espacio. Obviamente, entre más me alejo de que la capacidad sea mía,  más económico es el terabyte de información para yo guardarlo, cuanto más me acerco a que algo sea mío, pues los costos suben.”

 

Otros factores que el CIO debe considerar a la hora de decidir qué hacer con su información pueden estar fuera de su propia organización pero marcan fuertemente el corazón de la data de las organizaciones. El primero, la seguridad y el segundo, las regulaciones del país o sector en el que se desenvuelve la empresa.

 

“Hay países donde se obliga a los bancos a tener la información de sus clientes dentro del territorio del país, lo que obliga al CIO a tener su data center en su país o con proveedores en ese mismo territorio. Por otra parte, el tema de seguridad sigue presente pero se va desvaneciendo. Ahora incluso se venden pólizas de seguros basados en esa seguridad para que los CIO confíen más en las opciones de nube, que al final, pueden ser más económicas”, concluyó Durán.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://revistaitnow.com/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.