Servidores orbitando en el espacio, el siguiente paso de la programación en la nube

Colocar los servidores en satélites facilitaría la refrigeración de los mismos, su rendimiento y no consumiría energía terrestre. Los científicos barajan la hipótesis de que un entorno sin gravedad mejoraría el funcionamiento del hardware o, incluso, el aumento de la velocidad de conexión.

 

Situar servidores en los satélites que orbitan alrededor de la Tierra, en el espacio, es el objetivo que se plantea convertir en realidad la compañía estadounidense ConnectX, que pretende revolucionar la manera de almacenar, transmitir y analizar la información a través de esta idea innovadora. Así lo ha anunciado Lance Parker, el CEO de la empresa, quien ha asegurado que la idea de colocar servidores físicos operativos en órbita alrededor del planeta es el siguiente paso de la programación en la nube, y que ahora pretende abordar su empresa.

 

La colocación de estos servidores en órbita facilitaría, según ConnectX, la refrigeración de los mismos, así como su rendimiento. Pero lo más interesante es que debido a las gélidas temperaturas que se registran en el espacio (-180 ºC), donde no hay humedad, no sería necesario situar este tipo de infraestructuras en los círculos polares, como, por ejemplo, Facebook.

 

Aunque una de las ventajas más significativas es que los servidores espaciales no consumirían energía terrestre, ya que las placas solares permitirían un funcionamiento autónomo del sistema; un verdadero avance si se tiene en cuenta que las granjas de dichos aparatos generan el 10% de la energía que se consume en todo el mundo. Los científicos barajan, además, otro tipo de hipótesis, como que un entorno sin gravedad mejoraría el funcionamiento del hardware o, incluso, el aumento de la velocidad de conexión.

 

Sin embargo, los técnicos deben resolver antes los dos problemas que les impiden llevar a cabo su plan. El primero consiste en reunir la millonaria suma de dinero de 88.000 euros que costaría poner en órbita un sátelite, y el segundo, encontrar una alternativa que sustituya a las personas encargadas de reparar las máquinas en caso de que se produzcan errores informáticos en el espacio. 

 

Aún así, ConnectX asegura que su equipo ya se encuentra inmerso en solventar estos problemas para que esta alternativa sostenible se haga realidad en unos años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Link: http://www.20minutos.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.