4 distribuciones Linux jóvenes que vale la pena probar

El menú del cual podemos escoger una distribución es tan grande que a veces no viene mal un poquito de orientación, y si ya probaste todos los señores mayores de Linux como Debian, Ubuntu o Fedora, puede que sea el momento de darle un oportunidad a los recién llegados: te presentamos algunas distrubuciones de Linux bastante jóvenes que prometen grandes cosas.

 

Si algo caracteriza a los usuarios de Linux, es la incurable necesidad de probar distribuciones. Aún cuando encontramos un sistema que nos gusta más que otro, que se adapta mejor a nuestras necesidades y que de paso se las lleva bien con nuestro hardware, el gusanillo de la curiosidad por probar esa otra distribución, con otro entorno de escritorio, con otro gestor de paquetes, que un amigo te dijo que era genial, o de la cual leíste algo que te llamó la atención en Internet; es un sentimiento muy fuerte.

 

En el universo de distribuciones Linux, hay muchos grandes veteranos que no mueren, como Debian, Fedora, Open Suse o el mismo Ubuntu, pare usted de contar. Pero cada cierto tiempo nacen nuevos proyectos más que interesantes que llaman la atención de muchos, y para la sorpresa de otros terminan siendo el nuevo combustible que pone en marcha nuestros equipos por un largo rato. Quien sabe, tal vez puedas encontrar la distribución de tu vida en este artículo.

 

elementary OS

 

 

Para quienes me hayan leído en otras oportunidades no es un secreto que elementary OS es mi distro favorita actualmente. Hasta le di el título de la mejor distro del 2013. Sin caer en comportamientos de fanático, simplemente me parece una gran distribución, un proyecto que ha sido muy bien manejado y que evoluciona para mejor con el paso del tiempo.

 

elementary OS está enfocada en el diseño y le experiencia out of the box. Su interfaz es una de las más cuidadas que existen, su minimalismo y simplicidad la hacen perfecta para quien solo quiere instalar y trabajar. Su set de aplicaciones propias la hacen sobresalir dentro del mundo de aplicaciones “toderas” que se crean para ser usadas en cualquier distribución y para integrarse por completo con casi ninguna, y aunque estas aplicaciones puedan estar un tanto verdes, cuentas con todo el soporte de los miles de paquetes que tiene Ubuntu, gracias a que es su distro base.

 

Es un proyecto joven, y por lo tanto aún tiene mucho camino que recorrer, pero es sin duda un gran sistema operativo que puede ser usado a diario perfectamente para cualquier cosa (si no tienes la mala suerte de tener incompatibilidades de hardware).

 

Manjaro Linux

 

 

Manjaro es otro proyecto joven que llamó mi atención el año pasado. Aún no cuenta con su primera versión estable siquiera, lo cual resulta hasta difícil de creer cuando la pruebas y notas lo solida que puede ser. Manjaro es una distribución basada en Arch Linux, una de las distribuciones más emblemáticas de la comunidad por años. Pero Manjaro nos ofrece una instalación 20 veces más sencilla, y cualquiera que haya instalado un par de distribuciones en su vida, pasa por el proceso sin el más mínimo inconveniente.

 

Es una distribución rica en sabores, la puedes instalar con KDE, Gnome, XFCE, OpenBox y más. Y tienen un modelo de desarrollo rolling release por lo que recibes actualizaciones tan pronto como aparecen. Manjaro promete hacer mucho más ruido en el futuro, y no se imagina lo fuerte que será la primera versión estable al paso que van.

 

Ubuntu Gnome

 

 

Ya han pasado varios años desde que Canonical introdujera en Ubuntu su entorno Unity y se deshiciera de Gnome, desde entonces somos muchos los que dejamos de tenerle el mismo cariño a la distribución. Sea como sea, Ubuntu siempre ha tenido muchos sabores: Lubuntu, Xubuntu, Kubuntu.

 

Pero, hace muy poco, apenas desde la versión 12.10, un pequeño equipo decidió mezclar el nuevo Gnome 3 con Ubuntu y es así como ahora tenemos Ubuntu Gnome. Ubuntu Gnome es una distribución muy buena, y para todos aquellos que siempre llevan Ubuntu en su corazón pero no soportan Unity, es una excelente opción.

 

Linux Deepin

 

 

Por último, se incluye esta nueva distribución de origen chino. Linux Deepin está basada en Ubuntu y tiene su propio entorno de escritorio: Deepin Desktop Environment (DDE).

 

Varias cosas se destacan en esta distribución, y es la inclusión de muchos aplicaciones propias, de hecho, uno de los partners oficiales del proyecto son la gente de Kingsoft, y por esta razón Linux Deepin viene con WPS Office (Kingsotf Office) instalado por defecto.

 

También tienen su propio centro de software: el Deepin Software Center, que aparentemente funciona mejor que el centro de software de Ubuntu, que como todos sabemos suele arrastrarse, además de ser bastante feo.

 

Si conocen otras distribuciones jóvenes que merezca la pena probar, no duden en compartirlas con nosotros en los comentarios.

 

 

 

 

 

Link: http://bitelia.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *