Entrevista a Nicolás Satragno

En esta oportunidad tuvimos el agrado de entrevistar a Nicolás Satragno, quién con 17 años ganó el concurso de Google Code-IN 2012 presentando un proyecto de Fedora. En la entrevista Nicolás nos cuenta, entre otras cosas,  sus inicios de niño en la programación, su experiencia en el concurso y las ventajas que ofrece el mundo del software libre.

 

 

En primer lugar vamos a conocer un poco más de acerca de Nicolás Satragno con una breve biografía:

Nací el 27-02-95. Desarrollador de software para Barlovento Tech, especialista en tecnologías libres, traductor técnico al español y revisor de GNOME, recién este año empiezo mi carrera de Ingeniería en Informática enla UNLaM. Estudiétécnico aeronáutico enla EET N°8 «Jorge Newbery». Cinturón negro de taekwondo (¡que no es un deporte, es un arte marcial!), también soy juez internacional de esta disciplina. Entre los logros que obtuve (acá viene la parte en la que se me agranda el ego) están:

• Olimpiadas de matemática deLa Matanza, ganador dos veces.

• Desafío «Dale Aceptar», finalista.

• Exposición técnica UIO, proyecto «observatorio» premiado.

• Mejor promedio de todas las escuelas técnicas deLa Matanza.

• Cinturón negro, III Dan de Taekwondo.

• Juez internacional más joven dela International TaekwondoFederation.

• Fui intérprete espontáneo español-inglés-español en un curso

internacional dela ITF.

 

¿Quién es tu inspirador dentro de la programación?

Mi tío me inspiró inicialmente. Yo era chico y él estudiaba Ingeniería en Sistemas. Me encantaba verlo escribir código, y de a poco fui aprendiendo. Hoy podemos decir que la inspiración no viene de un programador en particular, sino de toda la comunidad del software libre en general: esta es capaz de crear, sin el incentivo del metálico, software humano y de una calidad muchas veces inigualable.

 ¿Cómo fue que empezaste a programar de tan chico? ¿Recibías incentivación de tus padres o alguna persona?

Empecé a programar a los 8 años, pidiéndole a mi tío un libro: Cómo programar en C/C++, que al final terminó regalándome. Tenía un AMD K6-233, con 64MB de RAM y 9GB de disco, es decir10 a20 veces más lento que un smartphone actual. Aún así era afortunado, pocos tenían una PC de escritorio. En ese «carrito a rulemanes» llegué a hacer una calculadora que no sólo resolvía cálculos combinados, sino que mostraba

cómo resolverlos paso a paso para no tener que hacerlo a mano para la escuela; un simulador de lenguaje máquina; un «cuatro en línea»; y muchos proyectos más que salían de mi imaginación.

Si bien no recibí incentivo directo en el campo de la programación, mis padres siempre me alentaron a que estudiara lo que yo quisiera, y no lo que otro considerara «útil», sin obligarme a elegir una carrera, un deporte, o un hobby en particular. A esta libertad le debo prácticamente todos los logros que he logrado tanto en la informática como en Taekwondo (soy cinturón negro), mi otra pasión.

¿Por qué decidiste participar en el concurso?

Soy traductor voluntario al español de GNOME, la organización que desarrolla el principal escritorio detrás de GNU/Linux . Me llegó la noticia a través de la lista de correo de los traductores, algunos contribuidores del proyecto querían que GNOME participara en Google Code-In como organización. Investigué un poco y vi que cumplía todos los requisitos, tenía experiencia en programación y software libre, y lo más importante como era en vacaciones tenía un montón de tiempo libre. En suma me di cuenta que era una oportunidad que no podía dejar pasar.

¿Cómo fue la experiencia de participar y ganara un concurso de programación?

Definitivamente lo mejor fue participar con otros contribuidores de alrededor del mundo. En ningún momento se sentía como un concurso competitivo, más bien trabajábamos conjuntamente, en equipo, con la misma meta: crear software humano, en nombre de una excelentísima organización de software libre: Fedora.

Fue fundamental saber comunicarme activamente en inglés, tanto para realizar las tareas como para ayudar a los otros chicos, mantenernos en contacto, y no «pisar» el trabajo de otros. Los mentores eran geniales, prácticamente dejaban su trabajo real y se concentraban enteramente en vos si tenías dificultades. Una de las mejores sensaciones fue completar exitosamente una tarea que pensé que no iba a poder hacer, y recibir sinceras felicitaciones del mentor asignado.

Contanos brevemente en que consistía el proyecto con el que ganaste el concurso

Participé para la organización Fedora, cuya meta es proporcionar un sistema operativo GNU/Linux completamente libre, apoyándose en una fuerte comunidad basada en cuatro fundaciones: libertado, amigos, características, primero. Estos cuatro pilares están tan fuertemente presentes que una de mis tareas fue hacer un video en el que los explicara:

Ver Video

Realicé distintos tipos de tarea, tanto de promoción (el video anterior, por ejemplo) como de código. En particular me concentré en una página que rastrea la compatibilidad entrela Fedoray Ruby, un lenguaje de programación. La idea es lograr convertir a Fedora en la plataforma más robusta de Ruby, un desafío a largo plazo. Hice que la página fuera traducible a cualquier lenguaje, me tomé el traducirla al castellano, la hice más eficiente, realicé mantenimiento, y muchas más cosas para enumerar acá. Me nombraron maintainer del sitio, al que sigo contribuyendo aún después del concurso.

Si bien es imposible negar que disfruté un montón cuando vi el correo que me anunciaba como ganador, y tampoco puedo decir que no haya participado pensando en llegar a ganar el premio, es mucho más valioso el aprendizaje, la experiencia y lo bien que la pasé durante las seis semanas de Google Code-In que el viaje a Mountain View en sí.

¿Dónde te gustaría trabajar en el futuro?

En realidad, no importa mucho dónde trabaje, siempre que tenga la oportunidad de hacerlo con herramientas libres, y que el software producido tenga un lado humano. Las restricciones de lectura, copia y modificación del código son casi una barbarie. Creo que el trabajo ideal sería hacer aplicaciones con un fin científico, libres, en algún instituto o universidad de renombre. Aparte de la informática, me encanta la física, y estoy considerando estudiar Lic. en Física en el Instituto Balseiro, pero es una decisión que tengo que tomar después de pensar mucho.

¿Cómo pensás que será el desarrollo del software libre en un futuro en la Argentina?

Honestamente, no soy muy optimista. Habiendo tenido el gobierno la posibilidad de despegarse casi completamente del dominio imperial del software norteamericano con el plan Conectar igualdad, distribuyendo únicamente software libre, nuestros representantes cayeron en las garras de la ignorancia y el metálico, vendiéndose a la conocida empresa de Redmond… y distribuyendo su cerrado sistema operativo; condenando a miles de chicos al candado informático. No importa que las netbooks aparte vengan con GNU/Linux: si no hay un incentivo real, si no se extirpa completamente el cáncer privativo, este siempre acabará venciendo por costumbre y falta de conocimientos al software libre.

De todos modos, no todo está perdido. Hoy decir «GNU/Linux» ya no es mala palabra, los entornos de escritorio avanzaron a un punto en el que son más fáciles de usar que las alternativas privativas, en nuestro país hay empresas cooperativas que crean, distribuyen y soportan software libre, e incluso en la empresa en la que trabajo actualmente, poco a poco vamos migrando a alternativas de código abierto. Con todo, el desarrollo de software libre de manera profesional sigue siendo un reto.

¿Cuáles considerás que son las ventajas del desarrollo de Software libre?

Podría hacer un listado muy largo, pero eso se encuentra en cualquier lado. Concentrándonos en nuestro país, depende del punto de vista. Para una empresa, no tener que lidiar con licencias costosas, y poder vender SAS (Software as a service, es decir el servicio de configuración, personalización, branding, y adecuación de un producto libre) son las ventajas principales.

Para un usuario común, la libertad legal de copiarlo y distribuirlo, la estabilidad y más que nada la confianza. El software libre nunca va a espiar lo que hacés, ni dejar a otros hacerlo. GNU/Linux no te ata a un antivirus, de hecho hace varios años que navego por Internet libremente y sin preocupación de programas malignos, protegido por la seguridad inherente al sistema.

Por último, para una persona a la que le gusta la informática, la personalización que se le puede hacer al software libre es infinita. Mi netbook del gobierno, de hecho, corre un sistema compuesto de varios componentes de software que «ensamblé» a mi modo, compilando incluso una versión personalizada del kernel Linux que me permite exprimirle todo el jugo.

¿Qué tecnologías considera que tendrán una mayor demanda y desarrollo para el 2013?

Podemos ver que el mercado tiende a las tecnologías móviles, concentrándose en smartphones y tablets, fusionando el concepto de ordenador y teléfono móvil al punto que a veces no se puede distinguir la diferencia. Yo creo que la mayor demanda de este año estará en el software que funciona en estos dispositivos.

En el ámbito GNU/Linux, no hay que dejar de mencionar el impulso que recientemente ha tenido el gaming. Si bien los últimos juegos no son libres, el desarrollo explosivo del último año y el del que se viene, seguramente significará una mejora en el tema gráficos, que recibe poco «amor» de los desarrolladores.

 

2 comentarios en “Entrevista a Nicolás Satragno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *